resentacion nueva plaza

Una nueva plaza para vivirla, clásica y práctica.

12/04/2019

Una nueva plaza para vivirla, clásica y práctica.

El Ayuntamiento de La Luisiana-El Campillo ha presentado a los vecinos de la localidad el proyecto de remodelación de la Plaza Pablo de Olavide, corazón del Municipio. Pretenden reconvertir este espacio público en un lugar de reunión de los vecinos, con amplios espacios, más práctica y transitable.

Emilio José Gordillo, alcalde de La Luisiana-El Campillo ha explicado los motivos de la remodelación y ha destacado que ésta será una “obra de enjundia, porque la plaza a nuestro entender ya estaba obsoleta, se vive poco, y está prácticamente de paso”.

Partiendo de un diseño de plaza clásica, el Arquitecto Redactor del Proyecto y Director de Obra, Fernando Martín Sanjuán, ha explicado los elementos fundamentales que darán a la plaza un nuevo uso, más acorde con lo que representa, ser la plaza principal del municipio, algo que según ha estacado el Alcalde, “captó enseguida, ya que se han hecho pocos cambios a los primeros bocetos planteados por Sanjuán”.

Para realizar el diseño se ha partido de la plaza actual, que apenas era una cruz de tránsito, “un viario más que una plaza, sin equilibrio en los elementos arquitectónicos, asimétrica con respecto a los acerados, jardines e iluminación” ha resaltado Martín Sanjuán. A partir de ahí, “se ha realizado un modelo de plaza clásico, de diseño radial, con un elemento central que aglutinara la plaza, en este caso una fuente”. Esta fuente, que se construirá en piedra caliza, contará en el centro con un pedestal de piedra con cuatro surtidores de agua, y soportará una farola de fundición de estilo Fernandino de cinco focos.

Asimismo, se van a recortar los parterres para convertirlos en cuatro de tres metros de diámetro, ganando un gran espacio a la actual plaza. En los parterres irán colocados cuatro árboles de gran formato que darán sombra a la plaza. Se trata de algarrobos, árboles de porte, con hoja perenne y que harán el contrapunto con la encina que se encuentra en el lado noreste de la plaza, que se mantendrá en su lugar. Asimismo, cuatro hileras de naranjos, en total  24, delimitarán los lados de la plaza, dando sombra también en los extremos.

Todo el espacio de la plaza, llevará un pavimento en tablero de damas, alternando el chino cordobés con la piedra sierra Elvira. En cuanto a los acerados, serán periféricos, alrededor de todo el conjunto, uniformes, con pavimento sierra elvira y de igual tamaño por los cuatro lados. 

“Será un lugar más ordenado, que invita a la reunión y al encuentro entre los vecinos”, ha destacado el arquitecto redactor del proyecto. “Partiendo de esa premisa, toda la plaza está diseñada también teniendo en cuenta que pueda ser utilizada para eventos como ferias de muestras” ha señalado. Para tal fin, en las instalaciones, y de manera discreta, se instalarán los cableados y salidas para proporcionar servicio de agua y luz a posibles eventos que se celebren, e incluso está prevista cómo irían colocadas las casetas o puestos.

En cuanto al  mobiliario urbano, recalcar que se ha elegido en función del diseño clásico de la plaza. Las farolas serán de estilo fernandino, de forja, al igual que la pequeña fuente para beber agua y los alcorques de los naranjos. Por su parte, los 16 bancos distribuidos en el anillo periférico y las papeleras serán de madera.

Todo el mobiliario se instalará siguiendo un trazado radial, con el punto central de la fuente como referencia. En ese sentido hay que destacar también que esta distribución permitirá redistribuir las farolas para que toda la plaza quede iluminada en las horas nocturnas, dando una regularidad en la iluminación.

Se espera poder licitar esta obra una vez finalice la semana santa. Una vez licitada, el plazo de ejecución está previsto en unos 5 meses aproximadamente.

Tanto Martín Sanjuán, como el Arquitecto Técnico, José Luís Pérez Chamorro, y el Alcalde, respondieron al finalizar la presentación a todas las dudas y preguntas de los vecinos presentes.